Tipos de sombras de ojos

tipos-de-sombras-de-ojos-banner-para-escrito

Realzar tu mirada, darle color a tu rostro ó iluminar tu piel, lo puedes lograr usando las sombras de ojos adecuada, eso implica que no solo consideres el color de las sombras, vale también el tipo de texturas y acabado del producto, seguido a que debe ser de acuerdo al tipo de piel. Nuestro post te proporcionará toda la información que necesitas para que puedas escoger y aplicar las mejores sombras para tus ojos. 

La misión de emplear sombras de ojos se realiza con el fin de incrementar al máximo la expresividad, profundidad y extensión a los ojos,  incluso realza el maquillaje del resto del rostro y también que tenga la perfecta combinación con el color de cabello.

Para su aplicación se emplean esponjas, pinceles y hasta tus propios dedos, las herramientas a emplear como  el producto son los que marcarán el efecto deseado en tu mirada. 

Es importante el color de la piel, en el caso de que poseas una tez clara le sugerimos utilizar tonos pasteles, rosas, verdes, azules y a las morenas le va muy bien los colores marrones, azules, terracotas y verdes.

Tipos de sombras

Mate:

El tipo de sobra mate es muy usado, son para dar un acabado sin brillo, dan intensidad a la mirada dejando un efecto muy natural, con ella puedes emplearlas como iluminadores con los colores champagne o blanco.

Metálicos:

Son sombras dirigidas a quienes tienen ojos pequeños, favorece la iluminación en la mirada. Si tu look es de día úsalo donde comienza el lagrimal y si es de noche aplica la sombra en el párpado móvil.

Brillantes o satinados:

Este tipo de sombra genera un aspecto húmedo y si tu piel es algo grasosa te sugerimos productos con fórmulas waterproof.

Nacarados:

Generalmente se adapta a todo tipo de pieles, se usan para proporcionar brillo en la mirada durante el día.

Mouse:

Relativamente parecidas a las sombras cremosas, al aplicarla sobre la piel presenta una textura suave y seca muy rápido, te aseguro que lograrás una excelente fijación.

Conoce las diferentes texturas

Polvos compactos:

Se presentan en acabados mates, metálicos, brillantes o satinados. Los mate suelen ser difíciles de difuminar, los brillantes se aplican en el párpado con una brocha.

Polvos sueltos:

Vienen en presentaciones metálicas, satinadas o con glitter, perfectos para dar un acabado brillante. Con los glitter se debe tener cuidado al aplicarlos porque se distribuye con facilidad en el ojo, pero indudablemente que deja un acabado maravilloso, perfecto para las salidas de noche. Las sombras en polvos poseen la ventaja de permanecer en la piel sin cuartearse o arrugarse y la durabilidad es limitada en comparación a otras sombras.

Crema:

Recomendados para pieles normales y secas, con tan solo una pequeña cantidad puedes cubrir muy bien el área. La duración de esta sombra es más larga  y una vez puesta en pocas horas tiende a cuartearse.

Líquido o gel:

Ideales para pieles secas, lisas y jovenes. Viene en acabado satinado o con brillo.

Crema efecto polvo:

Producen un acabado aterciopelado, son fáciles de aplicar y puedes emplear tus dedos, considerado además como un producto de larga duración.

Lápiz:

son empleados para delinear la línea de las pestañas, prácticos para llevar, no ocupan espacio y puedes retocarte varias veces al día. 

Resalta el maquillaje según el color de tus ojos

Ojos verdes o azules:

A este tipo de ojos le favorecen sombras de colores dorados, marrones y colores cálidos como amarillo, naranja y rosa. Se verán increíbles.

Ojos café:

Le va bien todo tipo de sombras, pero si quieres conseguir destacar la mirada puedes emplear sombras en colores fríos o neutros, como el azul, negro, verde, dorado o champagne.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *