Tipos de cosméticos

tipos-de-cosmeticos-grafica

Los productos cosméticos se clasifican en formas diversas. A saber las siguientes:

Tipo de presentación:

Como los cosméticos pueden venir en presentaciones diversas  se pueden clasificar según el tipo de presentación en la que hayan sido elaborados.

En esta tipología tenemos los cosméticos en crema, polvo o talco, las versiones líquidas o minerales de estos o sus versiones en gel, aceite,  las presentaciones en barra, en aerosol, en lápices, en pastillas,  etc.

Podemos encontrar un mismo cosmético pero en diversas presentaciones. Por ejemplo si se trata de un rubor existen rubores líquidos, rubores en polvo, rubores en crema y más…

Cada una de las presentaciones tiene sus propias particularidades que los hacen ventajosos para situaciones específicas y desfavorables para otras. Así por ejemplo las versiones en crema de los productos cosméticos en general son recomendables para personas de piel seca mientras que pueden potenciar los síntomas desfavorables en pieles grasas en las que es más recomendable el uso de polvos o geles y así sucesivamente. 

La utilidad para la cual fueron elaborados:

Los productos cosméticos pueden clasificarse también según el uso para el cual han sido ideados. 

Esta categoría se subdividiría entonces en: cosméticos para el cuidado y embellecimiento de la piel (Lociones, cremas, base de maquillaje, polvo compacto, etc), cosméticos para el cuidado del cabello (Shampoos, acondicionadores, cremas de peinar, tintes, etc), cosméticos de higiene personal (Jabones, cremas dentales, perfumes, talcos, etc), cosméticos para bebés (aceites, talcos, lociones, cremas, etc) y así sucesivamente.

Esta clasificación dependerá entonces de la finalidad del cosmético.

usando-rimel-y-mas-cosmeticos

Su principio activo:

Según las propiedades que los ingredientes utilizados le brinden al cosmético este puede clasificarse según su principio activo.

En esta clasificación encontramos los cosméticos ideados para hidratar la piel o el cabello, los astringentes, los productos limpiadores, los acondicionadores, los colorantes, los exfoliantes, etc. Cada uno de los cuales ha sido elaborado de forma tal que puedan cumplir con un propósito específico.

Así por ejemplo los productos hidratantes sirven para humectar la piel o el cabello. Empleados sobre ellos son capaces de brindar hidratación natural a los mismos por lo que son idóneos para pieles secas o cabellos resecos. Sus principios activos les permiten esto.  Los productos exfoliantes  por su parte están destinados a limpiar la piel de impurezas por lo que sus ingredientes tienen propiedades limpiadoras y así respectivamente.

Generalmente un mismo producto tiene ingredientes diferentes que difieren en su funcionabilidad. En ocasiones varios de estos ingredientes constituyen el principio activo del cosmético pero algunos de los ingredientes pueden ser solo aditivos.

Según el tipo de colorante:

Muchos cosméticos se destinan a pigmentar ciertas zonas del cuerpo como los labios o el contorno de los ojos, por ejemplo. Estos llevan colorantes para poder cumplir con su función. Según el colorante que se utilice para fabricarlo también se pueden clasificar los cosméticos.

En esta tipología encontramos los cosméticos tomados de sustancias minerales como los obtenidos del óxido de hierro por ejemplo y los de origen vegetal obtenidos principalmente de plantas como el Aloe vera, por ejemplo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *