¿Para qué sirve el Óxido de zinc?  

oxido-zinc-foto

El óxido de zinc es un compuesto inorgánico en polvo empleado muy comúnmente en el área de la cosmetología, la  medicina e incluso la  odontología como ingrediente aditivo de productos diversos. 

Podemos encontrarlo en múltiples presentaciones: cremas, talcos, pomadas, mascarillas, etc…

Se trata de un compuesto muy versátil. Sus usos se describirán brevemente a continuación:

– Para el cuidado de la piel:

Tiene propiedades astringentes que lo hacen idóneo para combatir los signos de la piel grasa como los granitos o los puntos negros ya que ayuda a eliminar las impurezas de los poros y a reducir su tamaño. 

Es por ello que contribuye al cuidado de ese tipo de piel y que es común encontrarlo como ingrediente aditivo de cremas o lociones de tipo astringentes.

También posee propiedades antibacterianas, lo que le permite prevenir enfermedades de la piel causadas por hongos y bacterias por lo que también suele ser un ingrediente común en tónicos o cremas para el tratamiento del acné e irritaciones en la piel. 

Finalmente posee propiedades antioxidantes por lo que es considerado un ingrediente efectivo para combatir o mitigar las arrugas y mejorar la apariencia y elasticidad de la piel. En pomadas antiarrugas y cremas anti edad suele estar presente el óxido de zinc como aditivo.

– Como protector solar:

Este mineral funciona como un potente bloqueador solar capaz de proteger  la capa externa la piel de los efectos dañinos de la exposición prolongada a los rayos ultravioleta.

Su particularidad es que se adhiere con más facilidad a la epidermis que otros productos y forma más rápidamente la barrera protectora contra el sol para resguardarla por lo que es ampliamente utilizado en cremas bloqueadoras del sol.

– Para el cuidado de la piel de los bebés:  

La piel de los bebés es extremadamente sensible por lo que no puede aplicarse sobre ella cualquier producto so riesgo de irritarla. Es por eso que la industria cosmética crea toda clase de productos destinados al cuidado de la piel de los bebés en particular, hechos con ingredientes  que no son perjudiciales para la piel delicada de los mismos.

Estudios han demostrado la gran capacidad que tiene el óxido de zinc para combatir la dermatitis de pañal.

En caso de que un bebé presente rojez en la zona del pañal, que es señal de irritación basta con aplicar óxido de zinc en pomadas antipañalitis para proporcionar un alivio a la piel e ir reduciendo la irritación por lo que es común encontrarlo como ingrediente aditivo en tratamientos de ese tipo.

Como desodorante:

El óxido de zinc es usado en la elaboración de desodorantes para las axilas o los pies porque combate efectivamente los malos olores.

Como maquillaje:

Este mineral se usa comúnmente como ingrediente para la elaboración de polvos compactos, necesarios en el área del maquillaje para darle un acabado natural al mismo.

Un comentario de “¿Para qué sirve el Óxido de zinc?  

  1. María Duarte. dice:

    Lo uso todos los días. tengo 67 años y no tengo arrugas y soy muy, muy blanca. Lo uso como bloqueador solar, y en la noche lo pongo en mi cara. exelentes resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *