Agua Termal   ¿Qué es y Para qué sirve?

agua-termal-foto

Las aguas termales poseen una elevada cantidad de minerales, razón que las hacen diferentes a las aguas de mar o de ríos. Son famosas por los beneficios que otorga en el cuidado de la salud y la cosmética no escapa a ello, sus ventajas nos impresionantes para el embellecimiento de la piel.

El uso del agua termal viene de civilizaciones antiguas para curar enfermedades y fomentar relaciones sociales entre pueblos. Esta agua proviene de estratos subterráneos al brotar de manera natural, hoy en día se hace frecuente la construcción de complejos turísticos de aguas termales para aprovechar sus propiedades sanadoras y para el disfrute de toda la familia.

Beneficios del agua termal para la piel

  • Es empleada para refrescar e hidratar la piel.
  • Posee propiedades antioxidantes para evitar el envejecimiento prematuro.
  • Fortalece la protección natural de la piel.
  • Son consideradas ideales para hidratar la piel después de realizar una depilación, afeitarse, una jornada deportiva o después del baño.
  • Puede emplearse después del maquillaje para fijar el mismo, evitarás que la sudoración estropee el maquillaje tan solo con aplicar una rociada al rostro.
  • Por su efecto calmante favorece la hidratación ante la exposición de rayos solares.
  • Por sus ricas propiedades en calcio produce un efecto calmante ante picadura de insectos, irritaciones, picazón o quemaduras.
  • Es un  potente producto que puede ser útil como regenerador, anti inflamatorio, cicatrizante y antibacteriano.
  • No interfiere con otros medicamentos, ni tiene efectos secundarios.
  • Minimiza el tiempo de curación de heridas, sus componentes en zinc, selenio y cobre activan la asimilación de colágeno y elastina en la piel.
  • Se emplea como medio protector ante radicales libres que son ocasionados por el estrés, contaminación y envejecimiento.

Tipos de aguas termales

Los minerales presentes entre un agua y otra difieren, dependerá de la zona geográfica de donde sea extraída lo que las hace de ella una fórmula única para un uso específico, veamos la variedad de presentaciones que existen.

Eau thermale Avène:

representó la primera clave para aprovechar los increíbles beneficios de este producto. Gracias a la confianza generada ha surgido y es recomendada por muchos profesionales para su uso. Es procedente de Francia, va dirigida a quienes tienen pieles sensibles, alérgicas, irritadas o en condiciones similares.

Agua de uva de Caudalie:

no es un agua termal naciente pero contiene iguales funciones. Se extrae de las uvas y el proceso consiste en que las uvas absorben a través de sus sarmientos el agua de lluvia que contiene calcio, vitamina C, potasio e hidratantes.

Eau thermale de Uriage:

Es un agua termal con efectos calmantes y anti radicales, generalmente es empleada luego de practicar tratamientos de peelings. Proviene de Francia y es rica en sales minerales y oligoelementos. Su composición natural ayuda en la protección de la piel, mantiene su equilibrio, evita que se pierda la elasticidad natural como el envejecimiento prematuro.

Agua termal de Vichy:

Es potente en minerales como calcio, hierro, silicio, potasio y manganeso lo que le permite ser rica en propiedades hidratantes, renovadoras y además disminuye la resequedad cutánea en más de un 80%. Esta agua proviene de la ciudad de Vichy en Francia.

Agua termal de la Roche:

Posee un alto grado de manganeso que es el antioxidante que favorece el cuidado de la piel sensible, irritación en el afeitado, caída de cabello, irritación por exposición al sol. Posee minerales como el selenio que favorece la cicatrización y es anti inflamatorio, incluso posee silicio y magnesio para regenerar las células de los tejidos cutáneos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *